Antanex

sábado, 15 de junio de 2013

La conciencia fonológica y la alfabetización Inicial en Inicial de 5 años y Primer grado.

En las visitas de monitoreo a las aulas de primer grado, a menudo uno encuentra docentes alfabetizando niños y niñas con el método fonético y silábico, las palabras normales de "Coquito". El punto crítico no es tanto el método tradicional, sino que esto incluso se hace mal, por ejemplo, en lugar de enseñar fonéticamente el abecedario /a/, /b/, /c/, /d/, /f/, etc; se enseña las grafías como a, be, ce, de, de, efe; etc; como si esto fuera parte o equivaldría a la conciencia fonológica.
La conciencia fonológica y conocimientos morfológicos podemos trabajar después de las actividades de comprensión lectora como parte complementario del sistema de adquisición del sistema de escritura.
El desarrollo de la conciencia fonológica y los conocimientos fonológicos no corresponden al enfoque Comunicativo Textual, por lo mismo, no es un fín en sí mismo, sino un aspecto complementario que debemos saber desarrollar; para lo cual, podemos observar, descargar y estudiar los siguientes videos de lectura fonética del abecedario:
 
Lectura Fonética - Método Montesori 3 a 6 años
 
Lectura fonética del abecdeario
 
Lectura fonética del abecdeario
Aprender el abecdario

Fluidez lectura en niños de 6 años

Transcribo una opinión crítica y responsable del Maestro Eduardo León Zamora, autor del Libro "Sueño Aymara" que forma parte de la Biblioteca Escolar de las Escuelas del Cusco:
Estimad@s colegas:

Sobre el tema de la conciencia fonológica existe un gran debate que no ha sido aún zanjado y que, difícilmente, se zanjará. Es una cuestión de opción. Si el tema de la conciencia fonológica se desarrolla como un tema complementario, enmarcada en contextos comunicativos, haciendo uso de textos completos y sin poner todo el énfasis en la asociación lineal entre sonido y letra y poniendo siempre de relevancia la comprensión; es posible que estemos por buen camino. Si la conciencia fonológica se convierte en el tema central de la alfabetización inicial; entendiendo la lectura como decodificación y la escritura como codificación; reduciendo el código escrito a una representación gráfica; retornando a prácticas de mecanización y repetición; hemos perdido la brújula y seguiremos formando niñas y niños que no disfrutan de la lectura e incapaces de escribir con placer.
En cuanto a que es una cuestión de opción, lo que quiero expresar es que hay una opción que apuesta por la formación de sujetos pensantes que disfrutan la lectura y la creación escrita; sujetos activos que construyen sus saberes; sujetos que interactúan con los textos con libertad y curiosidad. Mientras que por el otro lado, hay niñas y niños que imitan, repiten, copian. ¿Aprenderán? Aprenderán ¿Qué aprenderán? A codificar y decodificar la escritura. ¿Y eso es suficiente? No es suficiente. ¿Cuántos docentes saben codificar y decodificar? Todos, posiblemente. ¿Cuántos docentes disfrutan de la lectura y no declaran que leer es un sacrificio? Muchos. ¿Cuántos docentes producen textos con placer? Pocos. ¿Para eso enseñamos a leer a través de la conciencia fonológica? ¿Vale la pena? La educación ha avanzado ya demasiado para pretender retornar a los albores de la civilización escrita. ¿Es una cuestión de facilidad? es decir ¿Un forma de enseñanza es más fácil que la otra? Tal vez es más fácil de enseñar con "enfoque de conciencia fonológica", pero es menos comprensible para las niñas y los niños. Lo pueden hacer mecánicamente, pero no estamos aportando al desarrollo de su pensamiento.
Un abrazo
Eduardo León Zamora
Magister en Investigación Educativa
VER VIDEO: NAPA
 

Volver a página de inicio